Tamsulosina

Tamsulosina pertenece a un grupo de medicamentos llamados bloqueadores alfa y funcionan relajando músculos de la próstata y de la vejiga.

El uso de Tamsulosina en perros y gatos está indicado en trastornos del sistema urinario inferior (STUI), bien por presencia de pequeños cálculos vesicales, trastornos neurológicos, o por hiperplasia prostática benigna.

Cuando el veterinario considera adecuado, por el tamaño de los cálculos y si nuestra mascota está estable, aumentará la ingesta de líquidos o la administración de sueroterapia para conseguir el progreso y eliminación espontánea de dichos cálculos.

También existen otras patologías que podrían cursar con dificultad para orinar a voluntad.

¿Qué síntomas podemos observar en nuestra mascota que nos haga sospechar un problema urinario?

En todas ellas se producen problemas al orinar: que no consigue hacerlo cuando y donde quiere, que orina muy poco a pesar de que lo intenta o que la orina tiene un color “rosado a rojo”, eso quiere decir presencia de sangre.

En todas ellas se producen problemas al orinar como pueden ser:

– Que no consigue hacerlo cuando y donde quiere.
– Que orina muy poco a pesar de que lo intenta.
– Que la orina tiene un color “rosado a rojo”, eso quiere decir presencia de sangre.

En cualquier caso, lo primero que debemos hacer es acudir a nuestro veterinario.

¿Qué es y para qué sirve la Tamsulosina?

La Tamsulosina es un medicamento que actúa relajando el  esfínter de la uretra (el último paso para la salida del orina al exterior ) por lo tanto nuestro veterinario nos lo prescribirá para facilitar la salida, bien porque esté parcialmente bloqueada por inflamación de la próstata (machos), por urolitos (piedras renales), o por cualquier otro motivo.

¿Cómo nos lo puede prescribir el Veterinario?

Actualmente la Tamsulosina no está comercializada como Especialidad Veterinaria, por lo que optaría por prescribirnos la Especialidad de Uso Humano y , debemos tener en cuenta que son formulaciones de efecto “retard”, osea que hacen efecto durante 24 horas, así que es muy importante que nuestra mascota no muerda ni triture las cápsulas o comprimidos.

Pero si por razón del peso de nuestra mascota o por la dificultad que pudieras tener en administrárselo hubiera que hacer un ajuste de dosis, se optaría por la Reformulación de la Especialidad de Uso Humano individualizada para tu mascota en forma de Fórmula Magistral (cápsulas o suspensión); la cual no es de efecto “retard” y tu veterinario realizaría los ajustes de dosis oportunos.

¿Cómo y cuándo debo administrarlo?

Debe de administrarse tras la comida.

Si se trata de una sóla toma al día, preferiblemente por la mañana, ya que empieza a hacer efecto al cabo de media hora a una hora y le será difícil controlar su voluntad por orinar.

Si hablamos de perros en los que hay que sacarlos a la calle, y por circunstancias personales, por la mañana no vas a poder sacarle, se podría adaptar a tu horario, siempre y cuando todos los días que durase el tratamiento mantuvieses dicho horario.   

Si nuestro veterinario nos prescribe una Formulación Magistral en forma de cápsulas, introduces la cápsula en un alimento que le guste y que lo ingiera, tras su comida. Si no consiguieses que ingiriese la cápsula, podrías abrirla y mezclar su contenido con su comida.

Si le ha prescrito una suspensión líquida; tomas la cantidad prescrita con una jeringa y se la administras tras la comida.

Importante: En ambos casos, tienes que asegurarte de que se lo ha comido todo.

ADVERTENCIA: El uso de Tamsulosina puede provocar disminución de la tensión arterial, en raras ocasiones puede provocar síncope.

Colaboraciones:

Bernardo Ramos Fernández. Col nº 2110 de Madrid. Clínica Veterinaria Green Can SL

Bibliografía/Referencias científicas:

Ficha técnica Tamsulosina Viatris 0.4mg caps, AEMPS/CIMA

-httpss://vetfocus.royalcanin.com/es/cientifico/urolitiasis-del-tracto-urinario-superior

https://es.vet24.es/blog/avances-en-el-manejo-de-las-obstrucciones-ureterales